martes, 3 de julio de 2012

corazones en fondo de chocolate...


Hay algunas manchas que son inmortales, algunos helados y batidos dejan unos tintes que ya los quisieran los artistas para sus obras, totalmente indelebles... Y, aunque siempre pienso que la ropa de los niños es para jugar, disfrutar y ensuciarse,a veces se quedan para siempre en algunas prendas que me encantan, porque son cómodas y a la vez está tan guapa con ellas....

El caso es que este pichi se lo compré en su primer año, le quedó grande obviamente, pero al año siguiente estaba preciosa, y este año se lo probé y todavía le queda bueno. Pero tenía un chorrete de manchas de batido de chocolate (imborrables), que le llegaban desde el pecho a las rodillas.

Con unos cuantos corazones pegados con fiselina y pespunteados con hilos de colores, tiene una nueva vida, y además me encanta el efecto colorín!!!!.



3 comentarios:

  1. Te a quedado precioso! Nadie diría que debajo se esconden las manchitas. Me apunto el truco!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito te ha quedado! Seguro que ha ganado mucho "gracias" a esas manchas... ;-)

    ResponderEliminar